Una muñeca Barbie y un molino de carne fueron las armas elegidas por el grupo militante Estado Islámico (ISIS) para realizar un atentado que consistía en derribar un avión de pasajeros emiratí.

UEA, seguridad, Mishibot
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Google+

Nouhad Machnouk, Ministro del Interior de Líbano, dijo que la inteligencia de la policía libanesa encontró jugó un papel clave en la frustración del plan. El ministro explicó que el principal sospechoso, Amer Khayyat, intentó abordar el 15 de julio con dos dispositivos explosivos a la aeronave por si uno no detonaba correctamente.

 

Muy pesado

El sospechoso no llevó los artefactos, escondidos en una bolsa de mano, a bordo porque pesaban 7 kg más que el límite de peso establecido por la aerolínea.

“La operación fue frustrada por el exceso de peso,” dijo Machnouk.

Al ver el ataque frustrado, Amer se vio forzado a viajar a Líbano sin el equipaje. La policía libanesa ya lo esperaba en la terminal del Aeropuerto Internacional Rafic Hariri.

Aeropuerto, seguridad, Mishibot
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Google+

Aeropuerto Internacional Rafic Hariri

 

Uniendo las piezas

Según Machnouk, habían cuatro hermanos austro-libaneses involucrados en el atentado. Dos fueron arrestados en Australia durante unos cateos el 29 de julio: Khaled y Mahmoud Khayyat, el tercero es Amer. El cuarto es un líder Daesh del grupo Estado Islámico viviendo en Raqqa, Siria, a quién se identificó como Tarek Khayyat; Tarek parece ser el autor intelectual del plan.

Durante el arresto de Khaled y Mahmoud Khayyat, se confiscó el molino de carne mencionado anteriormente; se encontraron elementos sospechosos en su interior, sugiriendo que se trataba de una bomba improvisada.

Desde que Tarek comenzó a radicar en Siria y se convirtió en un comandante del Estado Islámico, la policía libanesa empezó a rastrear a sus hermanos.

El rol de la inteligencia libanesa fue “proporcionar a los servicios de seguridad australianos la información necesaria y apoyo en el monitoreo de los hermanos. [… ] La división de inteligencia de la policía descubrió que Amer estaba involucrado en este acto, y aparentemente era el responsable de llevar a cabo la explosión.” refirió el ministro Machnouk.

A police officer wearing protective gear talks to fellow officers as he stands in the doorway of a home after Australian counter-terrorism police arrested four people in raids late on Saturday across several Sydney suburbs in Australia, July 30, 2017. REUTERS/David Gray TPX IMAGES OF THE DAY - RTS19S4H
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Google+

Un oficial de policía con equipo de protección, hablando con sus compañeros en la puerta de una casa después de que la policía anti-terrorismo australiana arrestara a cuatro personas en operativos en varios suburbios de Sídney. 29 de julio de 2017.

 

El plan

El vuelo objetivo del atentado transportó 400 pasajeros, 120 de ellos libaneses. El ministro dijo que los sospechosos buscaban vengarse de los Emiratos Árabes Unidos y Australia por ser miembros de la coalición anti-ISIS que bombardea sus asentamientos en Iraq y Siria.

Reportes iniciales sugirieron que el plan incluía llenar de gas la aeronave con un dispositivo improvisado, que habría representado una nueva amenaza en términos de actos de interferencia ilícita en la aviación. Machnouk instó a las agencias de inteligencia del mundo a trabajar unidas.

“Cuando cuatro hermanos libaneses en Australia deciden derribar un avión emiratí, el mundo entero debería trabajar en unidad para combatir al terrorismo,” dijo Machnouk. “La coordinación debe ser 24 horas al día entre agencias para detener todos los ataques.”

 

Eventos relacionados

Algunos de los planes más mortíferos de años recientes han sido concebidos con la intención de hacer explotar un avión de pasajeros.

En 2004, dos suicidas detonaron dispositivos diferentes en vuelos locales separados en Rusia, que sumaban un total de 90 pasajeros, sin que hubiera sobrevivientes. En octubre de 2015, explosivos escondidos en una lata derribaron un avión ruso de pasajeros sobre la Peninsula del Sinaí, matando a más de 200 personas abordo.

ISIS ha animado a sus seguidores a atacar a Australia, y ese país ha sufrido muchos ataques perpetrados por individuos que se cree que han sido radicalizados y probablemente inspirados por el grupo. En 2014, un hombre sitió una cafetería en Sídney, matando a una persona antes de ser abatido por la policía. Otra persona murió por una bala perdida durante el enfrentamiento.

En septiembre, una corte australiana sentenció al adolescente Sevdet Ramadan Besim a 10 años de prisión por planear un ataque durante el desfile del ANZAC Day, una conmemoración de la batalla de Galípoli, y homenaje a las fuerzas armadas y neozelandesas que lucharon en la Primera Guerra Mundial.

Si no hubieran rechazado el equipaje de Amer, esta historia sería muy diferente…

¡Quack informativo!

¡Quack informativo!

¡Recibe nuestros concursos, tips, notas y noticias directamente en tu bandeja de entrada!

¡Listo! Prepárate para recibir a los patos cada semana. ¡Gracias por agregarte!

Share This